Mercati e Foro di Traiano

menú facilitado

salto a:
contenido. búsqueda, sección. idiomas, menú. utilidad, menú. principal, menú. camino, menú. pie, menú.

Página Inicial > El monumento > Via Biberatica

Reconstrucción gráfica de los Mercados de Trajano con la via Biberatica

El recorrido pavimentado con lastras de basalto de via Biberatica actuaba como bisagra entre la parte superior y la inferior del complejo. El nombre, no antiguo, deriva probablemente del vocablo latino bibere (beber).
El tramo rectilíneo más septentrional, que se pierde bajo la actual via Quattro Novembre, aún conserva la imagen de una via urbana de la ciudad antigua. Los edificios de la Gran Aula y del Pequeño Hemiciclo se abren a la calle con tabernae (tiendas) que conservan zócalos, arquitrabes y fustes de travertino original. Además puede verse en la fachada las huellas de un pasillo de servicio sostenido por arcadas sobre las ménsulas.
En este tramo, dos de las antiguas salas del lado de la Gran Aula han sufrido transformaciones postantiguas, probablemente de la época en que el complejo fue ocupado por el convento de Santa Catalina de Siena: el nivel original del suelo se realzó por la bóveda de cubierta de las salas subterráneas excavadas en los cimientos romanos originales par utilizarlas como despensa.
La via Biberatica se desvía después con brusquedad y, en el tramo central, entre el Cuerpo Central y el piso superior del Gran Hemiciclo, sube ligeramente de cuota: de aquí dos escaleras descendían a las plantas inferiores del Gran Hemiciclo y otras escaleras permitían acceder a las plantas superiores de la Gran Aula y del sector meridional del Cuerpo Central. En el lado que da a los Foros, el tercer nivel del Gran Hemiciclo estaba formado por una sola hilera de tabernae, abiertas a la calle, formando una esquina. La diferencia en la técnica de los muros muestra con claridad que la parte derecha de la fachada fue reconstruida en la época medieval con muros irregulares que utilizó material de relleno entre los que se observan trozos de pavimentación de opus spicatum (ladrillos dispuestos en forma de raspa).
En el extremo sur de este tramo, el camino se interrumpe con un gran arco añadido para que actuara como contrafuerte a la parte sur del Cuerpo Central. Bajo el arco, la ligera pendiente de la via Biberatica se superó antiguamente con una rampa interrumpida con amplios escalones. Así pues, no era tanto una vía urbana, sino un camino no accesible a los carros de servicio del complejo de edificios públicos de los Mercados de Trajanos.
Depués del arco, el recorrido del tramo sur de la calle gira a la izquierda y desciende hacia la actual vía della salita del Grillo, que sigue el asentamiento de una calle antigua. El pavimento de basalto romano está actualmente interrumpido por el palazzo del Grillo, mientras el paso moderno avanza junto a las antiguas estructuras romanas que flanqueaban la vía.
El color de la pavimentación moderna (gris para la vía y arcilla cocida para las zonas desaparecidas) permite reconocer la antigua ubicación. En este tramo, hacia los Mercados, la vía flanquea estructuras en forma de terrazas y un conjunto de edificios que probablemente fueran viviendas de dos o tres plantas, actualmente en mal estado de conservación. Estas viviendas presentan restos de intervenciones tardoantiguas y engloban estructuras anteriores.
En el lado opuesto de la calle, existen unas construcciones poco profundas y amplias ventanas que constituyen la planta superior de un edificio estrecho, parcialmente englobado en el palazzo del Grillo.

Via Biberatica

de nuevo a menú facilitado.