Mercati e Foro di Traiano

menú facilitado

salto a:
contenido. búsqueda, sección. idiomas, menú. utilidad, menú. principal, menú. camino, menú. pie, menú.

Reconstrucción gráfica de los Mercados de Trajano en la Edad Media

Tras el declive del imperio romano, se sucedieron las intervenciones de familias nobles de la ciudad que tomaron posesión de los distintos edificios, fraccionando su propiedad y transformando los Mercados de Trajano en el poderoso castellum Miliciae. El poderosísimo papa Bonifacio VIII se apropió de ellos hacia el 1300, pero no consiguió mantener su propiedad demasiado tiempo a pesar de los ingentes recursos económicos invertidos. Le sucedió el emperador Arrigo VII, llegado a Roma para ser coronado emperador en la Basilica Lateranense, que en 1312 estableció en él su cuartel general, alojando a la corte y a las tropas e utilizando la Torre de las Milicias. En una primera fase, entre 1200 y 1250, la torre era alta y sutil, enteramente construida con bloques de toba, pero entre 1250 y 1280 fue rodeada con una potente muralla de ladrillo, cuya forma aun se conserva.
La Gran Aula, gravemente dañada y rebajada al rango de henil, fue denominada thermae de Paliariis. La reconstrucción con materiales diversos de tramos de la fachada del Cuerpo Central que dan a la via Biberatica y la pérdida de su parte terminal reflejan un abandono del edificio, al que quizá el destructivo terremoto de 1349 no ayudó, y que se saldó con el hundimiento de dichas partes.
En algunas imágenes gráficas de los siglos XV y XVI, la Gran Aula aparece ya carente de fachada, mientras el Gran Hemiciclo se muestra parcialmente enterrado. Los restos de la decoración de ladrillo de los quioscos inspiró a los arquitectos renacentistas en las fachadas de los nuevos palacios nobles.

de nuevo a menú facilitado.